María Magdalena, Cheverry, piel afinada

bell@espíritu

Con escasa presencia de público que determinó la exhibición limitada a unos pocos días fue estrenada en la ciudad María Magdalena, bajo la dirección de Gart Davis y con el rol principal desempeñado por una convincente Rooney Mara. En este caso, el director no padeció la ira y los improperios del Vaticano sino alguna reserva conservadora pese a la impronta rebelde de la protagonista, quien fiel a su búsqueda interna se niega a aceptar el rol pasivo que la época reservaba a las mujeres y, por añadidura, deviene en compañera y amante de Joaquín Phoenix en la piel de Jesús.

La película, con una fotografía notable e imágenes pausadas que conspiran contra la impronta frenética actual, presenta a la Magdalena desde el punto de vista del evangelio gnóstico: una mujer inteligente y sensible que no está dispuesta a casarse mansamente y engendrar una prole de niños para conformar a…

View original post 831 more words