Storia illustrata

Advertisements

No ha dejado de llover

Las crónicas del Otro Mundo

enrique

Finalmente se dejó vencer una fría madrugada de noviembre, un miércoles cualquiera de esos en los que casi nunca pasa nada, uno de esos días que, muy probablemente, ninguno de nosotros recuerde alguna vez con claridad. Cuando lo encontraron yacía boca arriba, con la cabeza acomodada sobre su chaqueta y el pecho descubierto sembrado de margaritas, aquellas que deshojó una y otra vez sobre los escenarios más modestos de Madrid, huyendo de las grandes giras y conciertos que, en realidad, un artista de su talla merecía. Pero él prefirió seguir deshojando pétalo a pétalo margaritas por antros bohemios y poco concurridos, debatiéndose entre si seguir adelante, o mandarlo todo al infierno de una vez.

Se dejó vencer, sí, porque solo es derrotado quien muestra una cierta resistencia en el envite, quien muestra un pequeño conato de tenacidad. Pero lo suyo eran las canciones y no la lucha, y tal vez…

View original post 595 more words