FEATURED: Vida – Las crónicas del Otro Mundo

Vida
// Las crónicas del Otro Mundo

El tiempo no es oro, el oro no vale nada. El tiempo es vida.

J. L. Sampedro.

love

Formo un marco con mis manos donde trato de encerrar este momento, y entre mis dedos veo asomar esa tímida sonrisa que hace que tus rasgados ojos color caoba casi se cierren por completo al hacerlo. Por un segundo el estrecho vano que hay entre mis manos parece distorsionar el tiempo, mostrándome un carrusel de recuerdos que pasan velozmente frente a mis ojos, donde te veo todavía con aquel rostro de niña, como aquel primer día en el que nos conocimos, y contengo la respiración para ver si con ello también consigo retener en mi memoria algo de esa secuencia de irrepetibles imágenes que cambian continuamente entre pulgares e índices. Rápido me doy cuenta de que tanto esfuerzo será siempre en vano, ya que con cada nuevo haz de luz que estalla en tu mirada, todos esos recuerdos terminan por diluirse como la acuarela en suaves ondas de colores sobre mi memoria.

Ceso por un instante, y mientras este universo inundado de fotones sigue cambiando ante mis ojos, viene a mi recuerdo una determinada melodía que murmuro muy suave entre mis labios, y enarcando las cejas ante la melancolía, comprendo que nunca será suficientemente cerca mientras esté contigo. Que los centímetros, metros u océanos que algún día nos separaron, no fueron otra cosa que las rocambolescas cabriolas de un destino caprichoso y cruel, que un día, cansado de sus travesuras, decidió que por fin los dos compartiéramos aquel reducido espacio mientras esperábamos el autobús, y que sin saberlo ni pretenderlo, aquellos alocados electrones que conformaban nuestros labios, decidieron lanzarse al vacío para conectarnos con un simple chispazo. Nunca sabremos si fueron segundos, minutos o años los que pasamos prendidos a aquel beso, o si se partió el eje de la tierra como un fino cristal para luego volver a recomponerse como si nada hubiera pasado. Solo sé, que con aquel simple beso, pudiste saber todo lo que hasta aquel momento había callado.

Ahora que te miro sonreír entiendo que los problemas nunca fueron más importantes que lo que hemos ido dejando atrás. Y que mientras esta suave brisa que recién acaba de acariciar los pastos termine por desordenar tu pelo, y mientras el suave remolino que todavía ulula tras de ti siga deshaciéndose en el vacío, entenderás que jamás hubo otro principio que el de ahora, ni más juventud o vejez que las de ahora, y nunca habrá otro tiempo ni momento mejor que el de ahora, y que cada instante, no será otra cosa que nuestra última oportunidad para empezar de nuevo. Y que por eso, con tu permiso o incluso sin él, estoy dispuesto a hacerte feliz.

Editors Notes:

I would remind you that this blog is produced free for the public good and you are welcome to republish or re-use this article or any other material freely anywhere without requesting further permission.

News & Views welcome always published as long as NO bad language or is not related to subject matter.

Thanks for following as always appreciate every like, mention , reblog or #tweet also our newspaper is added with all our posts daily:

BreakingMain NewsFinanceWorldSocialFoodHistoryBritainScotlandFriendsAuthors#TweetPC-HelpNewsroomChatShop & ShareDisability — more to come.

@AceNewsServices

AceTweetNews : Main & Breaking Here

Advertisements